Números romanos del 1 al 50




Los números romanos siguen una serie de leyes y reglas que hay que conocer para poder escribirlos convenientemente. Ahora nosotros escribiremos los primeros cincuenta y comentaremos cosas relevantes sobre alguno de de ellos. Antes de empezar hayq ue decir que hay siete símbolos o letras romanas para poder escribir números: I, V, X, L, C, D, M (uno, cinco, diez, sincuenta, cien, quinientos y un millón)

Para nuestros propositos nos valdremos de los cuatro primeros. Vamos allá

– El número 1: Es I, llamado VNVS y parece estar inspirado en las letras etruscas.
– El número 2: II. Simplemente escribimos dos veces uno. Esto es la regla de la suma.
– 3: III. Muy sencillo. Escribimos tres veces el símbolo para I, pero cuidado. Tres veces es el límite.
– 4: IV. Esto necesita explicación. Hemos escrito I y luego V, que es 5. Con la notación romana esto viene a decir -1+5. La regla es que a la izquierda de V un I resta. Es la llamada regla de la resta.
– 5: V. El símbolo se llama QVINQVE. El pueblo etrusco posee la misma letra pero está invertida.
– 6: VI. Por la regla de la suma añadimos símplemente I a V.
– 7: VII
– 8: VIII
– 9: IX. Una vez más, dado que no es posible VIIII, necesitamos aplicar la regla de la resta. Tenemos un s
– 10: X. Es el DECEM latino y al igual que otras letras empleadas para las cifras, son cogidas de los etruscos.
– 11: XI, por adicción.
– 12: XII.
– 13: XIII.
– 14: XIV. Aquí nuevamente tenemos que tener cuidado con la regla de la repetición (tres letras iguales como máximo) y aplicar la regla de la resta.
– 15: XV.
– 16: XVI.
– 17: XVII.
– 18: XVIII.
– 19: XIX. Otro número este problemático. La regla de la repetición máxima de tres letras iguales queda a salvo aplicando la regla de la suma. Podemos entender también el número 19 romano como la suma de 10 y nueve, es decir X y IX, lo que sería XIX.
– 20: XX. Los siguientes números no presentan problemas. Escribimos de forma explícita el 24 que es XXIV y el 29 que es XXIX.
– 30: XXX; 34: XXXIV; 39: XXXIX.
– 40: XL. Aquí tenemos algunas cosas que decir. Hay que usar una nueva letra o símbolo, L para 50, llamado en latín QVINQVAGINTA y usamos la regla de la resta con X, es decir -10+50. Importante: sólo podemos restar L con X. Otros números algo dificultosos serían el 44 (XLIV) y el 49 (XLIX).
– Por fin llegamos al 50, representado como L.

 

Tabla de los primeros 50 números romanos

 

A continuación te mostramos una tabla con los números romanos del uno al cincuenta en donde puede saber cómo se nombraba cada uno de estos números, tanto los cardinales romanos como los ordinales romanos. La forma actual de contar y de nombrar las cifras, como puedes comprobar en la tabla, guardan un gran parecido.



 

Más sobre números romanos

 

Puedes ir a todos nuestros artículos sobre números romanos entrando en el menú principal, en la parte superior. Pero te propongo también la siguiente selección rápida: